El cine canario en el Festival de cine de San Sebastián: “Canarias crea cine”

Una vez más, el cine canario ha estado presente en uno de los festivales más importantes de España, y del mundo del cine en general: el SSIFF, el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Un grupo de productores y productoras de las islas acudíamos a su 67 edición para presentar y promover nuestros proyectos cinematográficos de manera individual, pero también, y no con menos entrega, en grupo.

Y es que cada una de las empresas que, como en ocasiones anteriores (sucedía también en la pasada edición del Festival de Málaga, o en la edición 66 del SSIFF) asistía al evento, lo hacía con al menos un proyecto cinematográfico en alguna de sus fases: desde proyectos con guiones en construcción, a obras rodadas para establecer acuerdos de ventas, pasando por películas en desarrollo, con rodajes a punto de comenzar, o proyectos empresariales orientados al service de producción. Pero hasta ahí, al fin y al cabo, es lo normal en este tipo de eventos, festivales y mercados del cine.

Un objetivo común: una misión en grupo.

En NOSTRANA Films, tuvimos varias reuniones para varios de nuestros proyectos, y en algunas de ellas notamos un comentario que se nos repetía en más de una ocasión: “qué fuerza está ganando el cine canario“. Por supuesto, las personas con las que nos reuníamos se referían al crecimiento de producciones canarias, tanto cualitativa como cuantitativamente, y tanto propias como de rodajes “que vienen de fuera” a rodarse en las islas sin ser propiamente obras de autoría canaria. Hacían alusiones al resurgir de las subvenciones, esas que durante tantos años fueron inexistentes, o a la política de incentivos fiscales para producciones nacionales e internacionales que nos están posicionando como un sector muy competitivo en el archipiélago. Pero también se refirieron en varias ocasiones al apoyo a los proyectos por parte del sector en su conjunto. Algunas productoras y empresas con las que nos reuníamos admiraban que se organizaran “misiones conjuntas”, que se celebraran actos de presentación, no de una película concreta, sino del sector en su conjunto, o que apoyáramos y difundiéramos el trabajo de otros productores de las islas, al margen de nuestros propios proyectos empresariales.

“Canarias crea cine”

Bajo ese eslogan, el domingo 22 a las 20:00 horas en la Sala de Prensa del Kursaal tenía lugar un acto de promoción del cine de autoría canaria: proyectos en desarrollo o en estado más avanzado de producción, reunidos todos en un mismo trailer, se presentaban ante una sala que registraba un lleno absoluto. El evento, promovido y organizado por Canary Islands Film y Proexca, y con la colaboración del Clúster Audiovisual de Canarias, reunía varios de los proyectos que “se están cociendo” en las islas para, en algún momento, todos ellos, hacer las delicias de los amantes del séptimo arte.

Sí: en Canarias se está creando CINE, y se está haciendo a un ritmo y con unas calidades que cada vez crecen más, y se superan. Y parte de este crecimiento del sector radica en “unir fuerzas” y remar en la misma dirección: esta vez, esa dirección era el 67 SSIFF, pero estaremos encantados de sumarnos, una vez más, al próximo destino al que el cine canario se dirija.

Videomarketing emocional: cuando el que compra es el corazón. Un anuncio que todos conocemos…

Hoy en día, en mercados altamente competitivos, debemos enfocar nuestras campañas de marketing hacia la generación de experiencias que aporten valor al cliente potencial a través de las emociones. Hablamos de marketing emocional, y más concretamente, de videomarketing emocional.

Parece fácil pero conectar con las emociones de los consumidores no es tan sencillo…

El videomarketing emocional puede ser clave y será necesario diseñar una estrategia audiovisual ofreciendo a los clientes una experiencia con la que se emocionen: llegarles al corazón, más allá de nuestro producto.

¿Por qué es tan importante la emoción?

A través de las emociones conseguiremos viralidad y enganchar a nuestro público. Las emociones provocan un estado que agudiza nuestros sentidos y, por ello, prestamos más atención y nos enganchamos a la información que se nos presenta.

Aquí tienes un ejemplo: ¿es posible que alguien no conozca, en España, los anuncios de la Lotería de Navidad? En su vídeo, cada año, se nos dice un mismo eslogan, que nada tiene que ver con hacerse rico, ganar mucho dinero o dejar de trabajar: “el mayor premio, es compartirlo“. Sí… es bonito. Emociona, y más si vemos la maravilla de vídeo emocional que lo acompaña.

La realidad es que, en términos de premios, el “Gordo de Navidad” hace muchos años que se puso a dieta… En la actualidad, hay muchos otros premios europeos y apuestas al estado que lo hacen parecer no tan sustancioso como lo fue una vez.

Pero cada año, Loterías vuelve a lograrlo; años más, años menos, pero cada Navidad “El Gordo” vuelve a llenarlos el corazón de ilusión, de esperanza y de generosidad: de tener ganas de compartirlo. Y, año tras año, Loterías sigue consolidándose como la apuesta del estado que más ventas registra para un sorteo puntual, el de Navidad, cuyo décimo, además, es bastante más caro que la media…

La emoción vende, a tal punto, que nos lleva a desear compartir lo que compramos…

Y tú, ¿tienes tu plan de videomarketing emocional? Contacta con nosotros. Es nuestra especialidad. Porque en NOSTRANA, lo primero es la emoción.