Esta es la red social que logra superar a todas las demás. El secreto: su tipo de contenido

Decir que consumimos más contenidos online que en cualquier otro medio o soporte, es no decir nada nuevo: la cuestión es qué contenidos son esos que tanto nos arrebatan y dónde están.

¿Redes sociales? Pues sí, es bastante obvio, pero la sorpresa viene cuando se analiza la evolución de estas: a nivel mundial, el mayor crecimiento lo experimenta (y con diferencia) Youtube. Según los datos anuales publicados por Hootsuite, es una tendencia que se mantiene. Sigue por delante Facebook, a quien a escala global nadie lo supera (aún), aunque la distancia entre la “F azul” y el “Play rojo” no es tan grande: 2,3 millones de usuarios para la primera contra 1.9 millones para la segunda.

El número de usuarios de Youtube está por encima del total de los que usan herramientas de comunicación y mensajería como Whatsapp o de Facebook Messenger y, por supuesto, también supera la cifra de usuarios de Instagram. Los vídeos parecer campar – y crecer – a sus anchas por todo el planeta.

Pero, ¿y en España?

Aquí el dato es aún más relevante, ya que en España Facebook sí pierde su corona: la red social más consumida y que registra un mayor número de usuarios es Youtube.

Vemos vídeos. Es una realidad indiscutible. Vemos vídeos y preferimos verlos en la tablet o en el móvil, o de última, en el ordenador. Y al último lugar queda ya relevada la televisión.

Con respecto a los contenidos más buscados, hay de todo: lo que se lleva la palma es la música, pero no queda ahí; los vídeos que más se viralizan son los de contenidos que trabajan el storytelling, el humor o que a apelan a las emociones de los usuarios, tanto positivas como negativas.

Esta tendencia afecta también a los hábitos de consumo: cada vez compramos más online, pero también se tiende cada vez más a preferir aquellos productos que se muestran de manera audiovisual. No nos vale con que nos cuenten las bondades de lo que vamos a comprar, queremos verlas y, aún más: queremos vivirlas antes de comprarlas.

El 84% de los consumidores en España que compran por Internet buscan información de los productos online. Por lo que parece bastante evidente que tener una – buena – presencia en la red, y adaptada a las preferencias de contenidos de los consumidores puede marcar sustancialmente el éxito comercial.

Contenidos más atrayentes en las redes sociales (en todas)

Los usuarios prefieren y demandan contenidos originales y de calidad, novedosos o con algún factor diferenciador, pero con los que también puedan sentirse identificados. De esta manera es sencillo deducir que el público quiere conectar con empresas que se parezcan a ellos y que se comuniquen de una forma en la que ellos también lo harían.

Por esta razón, cada vez está teniendo mayor éxito en las redes sociales aquellas marcas que usan un lenguaje más acorde a su público y que incluso construyen una personalidad de la marca.

La opinión de los que hacemos vídeos…

Pues sí: la demanda de los vídeos es plausible. Los que trabajamos en el sector audiovisual, en sus diferentes escalas, notamos que cada vez se demandan más creaciones, se pide más asesoramiento y se intenta innovar más: los intereses van desde las empresas hasta de los particulares, y las generaciones Y y Z son las que más los valoran.

De multinacionales consolidadas a youtubers emergentes: todos conocen las “nuevas reglas del juego” y todos están dispuestos a jugarlas: hay que tener vídeos, pero con un nivel de competitividad y de demanda tan fuerte, no vale con tener “cualquier vídeo”, hay que tener “el mejor”, tanto en calidades técnicas y recursos audiovisuales como, sobre todo, en originalidad y calidad del contenido.

Pero entonces ¿no es suficiente con rodar un anuncio? ¿Con tener un vídeo que muestre nuestros productos, o a nosotros mismos?

No.

Estamos saturados de publicidad. Estamos llenos de anuncios: en prensa y en televisión. En radio. En vallas publicitarias. Y muy bueno tiene que ser el vídeo publicitario para  que no lo cerremos, para que “no cambiemos de canal durante los anuncios”. Así que si lo que se pretende es valerse de las redes sociales y, especialmente, de la nueva reina de ellas, la originalidad y la calidad son la clave para lograrlo.

¿Y tú? ¿Ya tienes tus vídeos – de calidad – en la red?